Pruebas psicométricas que se hacen para selección de personal

dinámica de grupo
Cómo prepararte para superar una dinámica de grupo
19 febrero, 2021
Show all
selección de personal

Con el fin de contratar a los candidatos más adecuados para las empresas, muchas compañías optan por realizar pruebas psicométricas durante el proceso de reclutamiento. Como especialistas en trabajos temporales en Madrid, somos conscientes de que se trata de una herramienta muy desconocida para muchos candidatos. Sin embargo, pueden ser realmente importantes en algunos casos, para poder tener una imagen más general de los candidatos y empleados potenciales.

¿Por qué se hacen las pruebas psicométricas?

  • Permiten identificar las aptitudes, habilidades, capacidades y valores de los participantes en el proceso de selección.
  • Predeterminan tanto su potencial, como sus limitaciones en relación al puesto de trabajo que va a llevar a cabo.
  • Con los test psicométricos, es posible determinar qué candidato es el que mejor cumple con todos los requerimientos organizacionales y que más se adapta a la cultura y valores de la empresa.
  • Permiten predecir el desempeño y el comportamiento laboral de los aspirantes.

Tipos de test y pruebas psicométricas

  • De inteligencia: para medir la capacidad de aprendizaje, así como de aplicación de nuevos conocimientos y su habilidad de análisis y síntesis. Hay algunas pruebas de inteligencia muy representativas, como el Test de Raven, que analiza la lógica, la concentración y la observación, y el Test de Terman Merrill, para medir el coeficiente intelectual, por ejemplo.
  • Aptitudes y habilidades: se realizan para medir las competencias y destrezas laborales del candidato. En concreto, aquellas que están más relacionadas con el puesto. En este caso tenemos el Test de Cleaver, con el que podemos ver la reacción y el desarrollo del trabajo ante una situación de estrés, o el Test de Moss, que mide la adaptabilidad social del individuo para conocer y predecir su comportamiento.
  • De personalidad: se usan para evaluar de qué forma los candidatos interpretan una situación concreta, así como otros aspectos personales relacionados con la relación y los conflictos internos, sus habilidades sociales, o su capacidad de adaptación, entre otros. Para ello hay pruebas como los Cinco Grandes, que considera los 5 rasgos de personalidad más destacadas (apertura a nuevas experiencias, tesón, extraversión, amabilidad y estado emocional), el Test 16PF, que identifica 16 rasgos en distintas proporciones, el SHL, que muestra de qué forma influyen los rasgos en el desempeño del trabajo, y muchas otras pruebas más.

En Tecnylabor, como especialistas en trabajos temporales en Madrid, creemos que siempre hay que estar preparados para realizar este tipo de pruebas en cualquier proceso de selección.