Distintos perfiles de entrevistadores

empresas de trabajo temporal
¿Cuáles serán las profesiones más demandadas en 2018?
5 marzo, 2018
Show all
empleo temporal en Madrid

Como agencia de empleo temporal en Madrid queremos dedicar este nuevo post a hacer un repaso por los distintos perfiles de entrevistadores que te puedes encontrar en un proceso de selección. Lógicamente, nos referimos a los más habituales, a los perfiles más marcados.

Empezamos con el entrevistador estándar. En este tipo de entrevistas el candidato se limita a responder a las preguntas que se le formulan. Se suelen centrar en hechos o situaciones muy específicas (estudios, experiencias profesionales, idiomas….). Ante este tipo de entrevistador, es importante ir al grano y no perderse en explicaciones que no vienen al caso. En Tecnylabor te recordamos que una buena estrategia en este tipo de situaciones es preparar en casa una serie de preguntas tipo. Eso sí, hay que evitar responder como si nos hubiéramos aprendido un papel, dando a nuestra respuesta la máxima naturalidad posible.

Otro tipo de entrevistador con el que nos podemos encontrar es el moderador. Es el clásico de las entrevistas, no individuales, sino de grupo, las dinámicas en las que compartimos espacio con más candidatos. Se suele discutir un tema concreto o debatir para resolver determinada situación. El entrevistador es aquí el moderador. Uno de los métodos que suelen utilizar los responsables de selección es el silencio para ver cómo reaccionan los candidatos. De todos modos, hay que evitar hablar por hablar sin aportar nada meditado ni productivo.

Otro perfil de entrevistador es el de venta. Este hace que el aspirante hable de su grado de implicación en el puesto al que opta. A veces, el entrevistador pide que el candidato hable de sus puntos débiles. Ahí este ha de ser hábil y presentarlos como aspectos de mejora y no como puntos negativos.

Otra posibilidad es el entrevistador incógnita. Este perfil es una combinación entre el estándar y el de venta. Plantea preguntas que no persiguen un resultado exacto, sino conocer la capacidad de síntesis del aspirante. También se mide la velocidad de razonamiento del candidato y la manera en la que logra un resultado concreto.

Terminamos con el entrevistador agresivo. Este somete al candidato a una situación de tensión para comprobar su reacción. Este tipo de entrevistas se dan para puestos muy concretos como por ejemplo aquellos en los que la persona elegida vaya a estar sometida a mucha tensión y estrés.