¿Qué pueden hacer las ETT’s por los parados de larga duración?

empleo temporal en Madrid
La importancia de los idiomas para acceder a un puesto de trabajo
23 octubre, 2017
Show all
agencias de empleo temporal

La sociedad en general y las agencias de empleo temporal en particular somos perfectamente conscientes de que uno de los colectivos que más complicada tienen la reinserción laboral es el de parados de larga duración. Entre otras cosas, porque en muchos casos superan los 45 años complicándose más la tarea de encontrar un empleo.

Lo primero a tener claro es qué se entiende como parado de larga duración. Se trata de una persona que, de manera constante y a lo largo de un periodo superior a 12 meses, se encuentre inscrita como demandante de empleo en los servicios estatales (SEPE). Con independencia de su edad o profesión. En España, la proporción de parados de larga duración en el segundo trimestre de 2017 era del 41%, 2,5 puntos menos que hace un año. Baleares es la comunidad con menor proporción de parados de larga duración, con un 22,1%. Por su parte, las regiones con menor tasa de paro son Navarra (10,8%), País Vasco (12%) y La Rioja (12,1%). La tasa de parados de larga duración es dispar entre las CCAA también porque las ayudas que las empresas pueden llegar a recibir por la contratación de este tipo de colectivos suelen variar.

En muchos casos, tras más de 12 meses en trabajo, este colectivo de desempleados tiene que aceptar empleos por debajo de su cualificación. En este grupo, las mujeres y los mayores de 45 años se encuentran con más dificultades. En el primer caso, por el evidente problema de conciliación entre vida laboral y familiar.

En el caso de las empresas de trabajo temporal como Tecnylabor, al tratarse de trabajos puntuales, pueden tener más cabida los desempleados de larga duración. Esto es así porque, para muchos de estos trabajos, no se atiende tanto a la cuestión de la edad siempre y cuando el candidato esté capacitado y disponga de la formación o experiencia necesarias.

Además de lo anterior, el trabajo temporal permite a los parados de larga duración conciliar la vida personal, familiar y profesional. No en vano, muchas personas pertenecientes a este colectivo valoran muy positivamente la flexibilidad de este tipo de empleos puntuales para poder compaginarlos con otros quehaceres personales o incluso formativos.